GUÍAS Y CONSEJOS

A.- “CONOCIMIENTOS PARA PRACTICAR KNITTING”

1. – ¿Puedo tejer lana con Loomy si nunca he hecho punto?

2.- Dudas sobre los tipos de punto y los patrones

3.- ¿Qué sucede si me he equivocado con el punto?

4.- ¿Debo apretar mucho los puntos?

5.- ¿Cuánto tiempo tardo como ‘loomer’ en hacer un cuello? ¿Y una bufanda?

 

B.- DE LAVADO

C.- POSTURALES

1.- Iluminación y entorno: 

2.- Forma de tejer: 

3.- Vigila tu postura: 

4.- Cuidado con el color de la lana

5.- Patrones

A.- “CONOCIMIENTOS PARA PRACTICAR KNITTING”

1.- ¿Puedo tejer lana con Loomy si nunca he hecho punto?

El Knitting para dummies por fin ha llegado. ¡Olvida la dificultad de tejer con agujas! ¡No lleves la cuenta de los puntos! ¡Relájate haciendo knitting! Apúntate al slow life con nosotros.

Por ello, si eres nuevo en esto del punto, tienes grandes noticias: nuestros kits tienen un producto innovador que sirve para tejer de forma sencilla: Loomy, tu telar de bolsillo.

Los kits para tejer de YOUR LOOM KNITTING contienen además unos patrones fáciles de entender y están explicados perfectamente para que en cuestión de dos segundos, ames tejer sobre tu Loomy.

De todas formas, puedes consultar los videotutoriales de YOUR LOOM KNITTING en nuestra sección de vídeos o en nuestro canal de Youtube.  Aquí os dejamos los enlaces:

2.- Dudas sobre los tipos de punto y los patrones

Loomy es muy sencillo, no necesitas contar puntos ni pensar demasiado. Es divertido, es diferente.

Nuestros patrones están creados de forma muy gráfica para que puedas tejer sin complicaciones, paso a paso. Aunque verás que en cuestión de dos segundos olvidas el patrón y practicas el knitting como un experto.

Aún así, si tienes cualquier duda escríbenos un mail a hello@yourloomknitting.com

¡Los loomer estamos encantados de ayudarnos!

3.- ¿Qué sucede si me he equivocado con el punto?

Tendrías que vernos a nosotros la primera vez que nos equivocamos con un punto. ¡¡¡Nos quedamos con cara de dummies!!! Pero rápidamente vimos que no había problema. Nos pasa A TODOS.

La diferencia es que con las agujas si lo has hecho mal, es mucho más difícil de reparar; sin embargo con el LOOMY es muy sencillo y puedes ver esos pequeños trucos en nuestro videotutorial de “Errores comunes”.

Eso sí, si el error no es muy grave recomendamos dejarlo así y seguir tejiendo la prenda, ya que la nuestros ovillos de lana son tan versátiles, que ni siquiera lo notarás. De cualquier manera siempre estaremos a tu disposición en hello@yourloomknitting.com ¡No dudes en contactarnos!

4.- ¿Debo apretar mucho los puntos?

No. Es preferible que no aprietes los puntos, ya que con el gancho, podrás sacar mucho mejor la lana, y el resultado final, siempre será más agradable y bonito. De todos modos escríbenos a hello@yourloomknitting.com y dinos si tienes cualquier problema. Al principio es normal que creas que tienes que apretar los puntos, pero créenos… ¡NO SE SALDRÁN FÁCILMENTE! Nuestro Loomy y sus clavos están diseñados de la mejor manera para que no se salgan. ¡No tengas miedo!

5.-. ¿Cuánto tiempo tardo como ‘loomer’ en hacer un cuello? ¿Y una bufanda?

Con nuestros kits YLK podrás avanzar tan rápido que no podrás creerlo. El Loomy es rápido y relajante, el gancho es único, y nuestros ovillos los mejores para tejer, con esa lana tan gordita... ¡Verás que placer!

Una bufanda puede costar 3 horas, y un cuello dos horas. (Aproximadamente) y dependiendo del manejo de cada loomer.

De todos modos, podrás relajarte en el parque, en el autobús, en esos pequeños ratos que todos tenemos muertos… ¡Serás únicx!

B.- CONSEJOS DE LAVADO

wash merino wool

¡AMIGXS! la lana YLK (YOUR LOOM KNITTING) es lana 100% PURA MERINO!. Es decir, ponemos a vuestra disposición una de las mejores lanas del mundo.

Debido a su pureza, debemos tratarla con un cuidado especial al lavarla, aunque en pocas ocasiones te hará falta lavarla, ya que por sus características, repele la suciedad.

Estos son los pasos:

1.- Coloca agua tibia o fría en una pileta y agrega un poco de detergente líquido neutro para lavar lana. Mezcla el agua y el detergente.

2.- Cuidadosamente pon tu prenda en el agua y deja que se empape bien. No agites ni muevas la prenda. Apriétala ligeramente con tus manos para que quede totalmente tapada por el agua.

3.- Deja la prenda en el agua por lo menos por 3 minutos, pero no más de 5.

4.- Remueve la prenda y ponla en una palangana u otra pileta. Vacía la pileta que usaste antes. Lava esa pileta y vuelve a llenarla con agua tibia.

5.- Vuelve a poner la prenda dentro de la pileta sin agitarla. Permite que el jabón se disperse en el agua. Resiste la tentación de moverla.

6.- Vuelve a sacar la prenda y a drenar el agua tantas veces como sea necesario, hasta que no veas residuos de jabón.

7.- Presiona la prenda para sacarle el agua con mucho cuidado. No la retuerzas de ninguna manera.

8.- Coloca la prenda sobre una toalla limpia y seca. Enróllala en la toalla. Presiona suavemente, para que la toalla absorba el agua de la prenda.

9.- Seca la prenda extendiéndola. No la cuelgues, porque si no le quitarás la forma.

C. CONSEJOS POSTURALES

1.-Iluminación y entorno: 

Depende las personas, hay algunas a las que les gusta tejer sentadas en su mejor butaca, otras en un cómodo sofá o bien en una silla de respaldo recto. Todos tenemos un lugar favorito para tejer y sea cual sea, es aconsejable que esté bien iluminado para tejer. Lo ideal sería tener luz natural, pero si esto no fuera posible usa una luz suave. No necesitas nada demasiado elaborado, una pequeña lámpara de lectura junto a tu silla será suficiente.

Tejer a media luz, por romántico que pueda sonar, no es nada sano para la vista.

Después de estar un rato sentados a veces notamos que no sabemos bien como o donde colocar las piernas. Usar un reposapiés o un pequeño almohadón para alzarlas de cuando en cuando te ayudará a tejer acomodadamente.

2. Forma de tejer: 

Independientemente de cuál sea tú forma de tejer, los movimientos repetitivos que realizamos al tejer acaban por cansar nuestras manos si tejemos durante mucho tiempo. Una forma de evitarlo es dejar de tejer cada media hora, levantarte, estirar las piernas, las manos…

Tus manos son tu principal herramienta de trabajo, hidrátalas, cuídalas.

3. Vigila tu postura: 

Nuestros padres siempre nos decían: "¡Levanta la cabeza, espalda recta, hombros atrás!" Y no les faltaba razón, una buena postura nos ayudará a tejer más y mejor, especialmente porque tejemos sentadxs, a veces durante mucho tiempo seguido. Usa un pequeño cojín para descansar la zona lumbar si fuera necesario. Si te gusta tejer en la cama usa un buen respaldo sobre el que apoyarte. Unos almohadones gruesos te ayudarán, pero recuerda moverlos de cuando en cuando para evitar que se deformen con tu peso. Te cansarás menos y evitarás posibles contracturas y lesiones.

4. Cuidado con el color de la lana: 

El color de la fibra también es importante a la hora de tejer. Si prefieres colores claros no tendrás problema. Pero si usas un color oscuro llegará un momento en que te pueda costar ver lo que estás haciendo, especialmente si trabajas con luz eléctrica. Si este es tu caso, reposar tu labor sobre una superficie de color claro mientras tejes te ayudará a ver mejor lo que estás haciendo.

5.-Patrones: 

¿Qué me dices de esos patrones de punto, preciosos en la foto, pero cuyo grafismo parece haber sido diseñado por liliputienses? Con una letra tan pequeña los ojos se te cansan. Por eso nuestros patrones están hechos de manera que tú puedas ver los pasos, y que sólo de un vistazo los recuerdes, no tengas que acudir a ellos. Recuerda que tejer en Loomy es rápido y fácil, no requerirá del mismo esfuerzo de concentración que tiene las agujas.